Clases particulares en verano

Hace muchos años que termine la carrera de magisterio, pero todos sabemos cómo anda el trabajo en este país, o tienes una empresa propia o la persona que te contra es alguien muy allegado, entrar enchufado como se dice vulgarmente es la manera que por desgracia tenemos de conseguir el trabajo en estos tiempos y es una pura realidad. Como yo no he tenido enchufe la verdad que me han dado la oportunidad de trabajar más bien poco de lo mío, he cubierto alguna baja, eso y mis ganas de seguir aprendiendo han hecho que no tire la toalla y que me dé la certeza de poder encontrar un puesto fijo alguna vez en algún colegio de la ciudad en la que vivo. Mientras tanto he hecho casi de todo, he trabajado en una empresa de limpieza, en todos los restaurantes de comida rápida donde el sueldo no me dada para subsistir,  en algún que otro supermercado incluso haciéndome cargo de alguna persona mayor. Por supuesto de canguro en multitud de ocasiones ya que los niños resultan ser mi debilidad y siempre han aprendido conmigo.

Al llegar el verano me di cuenta que no podía seguir así, que hasta que el trabajo se afiance de una vez debo buscar otras alternativas, a punto estaba de tirar la toalla y entrar en una empresa cárnica, cuando recibo la llamada de una de las madres a las que le había cuidado a su retoño, al parecer en verano ella y unas amigas se ven negras para ubicar a sus hijos durante el horario laboral, y necesitaban de una persona responsable que los cuide a sí que habían pensado en mí, no solo para cuidarlos sino para darles al día una clase de la asignatura en la que fueran algo más flojos, las condiciones estaban bastante bien, y al final era trabajar de lo que me gustaba, así que le dije que estaría encantada de empezar cuanto antes. Como una de ellas tenía un local vacío lo acomodé como si de u aula se tratara, entre en la web de mercamaterial y allí pude encontrar de una boleada todo lo necesario para poder empezar el curso de verano. La verdad que estoy muy contenta y los niños también, esto va viento en popa y tiene pinta de durar todo el verano, espero que en invierno me lo dejen como clases particulares después del cole.