La calidad se paga

Seguro que os ha pasado en alguna ocasión, habéis comprado algo muy caro, algo bueno y acabado roto o deteriorado antes de lo que os esperabais ¿un engaño? ¿Nos han timado? La verdad es que son muchas las causas por las que pueden pasar estas cosas y no se puede descartar que haya sido un engaño premeditado, que alguien haya vendido algo de mala calidad haciéndolo pasar por algo de muy buena calidad y bastante más caro.

Nos pasa con cualquier cosa, con los zapatos pasa muy a menudo, zapatos por los que pagamos cientos de euros y que luego no son tal y  como esperábamos, también con algunas prendas de ropa. Es muy importante conocer la procedencia de lo que compramos, sobre todo si cuesta una pasta. Vamos a comprar pizarra blanca por ejemplo, si la compramos de una tienda de las que llamamos los chinos estamos expuestos a que sea una mala pizarra y que independientemente de lo que paguemos por ella sea un dinero tirado a la basura. Las pizarras blancas de ben de ser compradas en lugares de confianza, lasque se comprar  en los demás establecimientos con muy poco uso se deteriora, a los pocos borrados ya no se queda limpia del todo, se quedan las marcas de lo escrito, y esto es porque la calidad de la pizarra es mala

Merece la pena compra un artículo que nos dura mucho, aunque nos cueste un poco más, un articulo en este caso una pizarra blanca que a pesar de usar a diario este siempre como el primer día. Las pizarras suelen tener mucha actividad, son muchas las veces que se escribe en ellas, son muchas las veces que se borran son muchas las veces que se usan sobre todo en los colegios y en las oficinas o universidades, es por esto que merece la pena comprar una pizarra buena en una tienda especializada en pizarras y materiales escolares, así contamos con la garantía de que la empresa se dedica a la venta de este tipo de materiales y productos y no compararla de cualquier sitio en le que no nos dan ni garantía ni nada  de que la pizarra es de buena calidad.

Es ni más ni menos que hacer una buena inversión, comprar algo que dure, que salga bueno, que no se deteriore con facilidad y a la que podamos darle mucho uso.