Saber realmente donde te metes

Estas deseando cambiar de coche, no sabes lo que hacer ya para poder poner una excusa y deshacerte del cacharro con el que te mueves y comprar otro que tenga como cien años menos, es una difícil decisión ya que la economía actual no está para muchos dispendios pero es que ya no lo aguantas más, no sabes si desear que se averíe o que dure mucho más y es que tu mujer no ve muy claro lo de cambiar de coche con la comunión de la niña a la vuelta de la esquina no están las arcas muy llenas, claro para ella todos son iguales no entiende tu necesidad de cambiar el viejo monovolumen por el ultimo Nissan que te encanta.

La verdad es que el monovolumen te ha dado muy buen resultado y eso que ya tenía sus años cuando lo compraste y todavía puede aguantar otros tantos, gracias a piezasdesegundamano.es has ido arreglando las cosillas que le iban surgiendo y la verdad es que te has apañado muy bien. Seguramente puedes seguir usándolo sin problemas entre seis u ocho años sin que tengas que invertir mucho en arreglos.

Siendo prácticos, que de verdad quieres serlo, vas a ver si le haces algún que otro arreglillo y dejas lo de cambiarlo para más adelante, así con el dinero que te vas a ahorrar aprovechas y te llevas la niña y a la madre a disneyland como regalo de comunión que ellas se lo merecen. Lo del coche puede esperar, aunque si siempre encuentras otras prioridades, al final vas a cambiar de coche cuando la niña deje de serlo y vaya a la universidad. Y es que sabes de sobra que si no fuera por tus constantes arreglos el coche ya estaría en el desguace hace muchos meses, incluso años, pero vas poniendo parches en los parches y con las piezas de segunda mano que son bastante baratas pues vas sacando adelante el coche.

Hasta que un día, que llegará tarde o temprano, no puedas hacer nada más por él y acabe sus días en un desguace. No es que no queras a tu coche, es que lo querrías más si tuviera quince años menos y faros de xenón y airbags por todos los sitios posibles. Estas deseando cambiarlo aunque reconoces que un poco de pena si que te va a dar deshacerte del coche que te vio crecer.