Sulfato de plata y sus increíbles propiedades

Las propiedades de elementos de la tabla periódica como la plata son muy populares en la medicina tradicional para curar enfermedades originarias de bacterias, hongos, virus, etc. es por ello que muchos profesionales están en constante apoyo de que tal material debería seguir siendo implementado.

No solo en la medicina convencional que elimina las infecciones u otro tipo de microorganismo que sea perjudicial para el cuerpo humano, si no en productos que sean capaces de evitar que esto siquiera ocurra.

Hoy en día existen gran variedad de laboratorios que trabajan con ingredientes activos en plata, oro y platino. Laboratorios Argenol, trabaja con estos elementos basados en una experiencia de más de 75 años.

Ahora bien, la plata por sí solo no logrará ejecutar sus propiedades de destruir bacterias, por lo que su estado elemental debe perder un electrón y convertirse en iones de plata con carga positiva. Este procedimiento puede ser tanto en el aire como agua, pero es mucho más sencillo en un estado acuoso.

El sulfato de plata es un antimicrobiano que se utiliza de manera tópica, tiene una gran cantidad de años demostrando su eficiencia y hoy en día una larga lista de laboratorios se encarga de fabricarlo.

Es muy común utilizarlo para la cicatrización de heridas, tratamientos de infecciones, etc. las presentaciones varían según sea el propósito final, el sulfato de plata se puede encontrar en solución de sales de plata que es ideal para limpiar heridas, cremas, pomadas y más.

Porque elegir sulfato de plata a un antibiótico convencional

La plata ha sido utilizado de forma medicinal desde hace muchos años, cientos incluso, y a pesar que su uso fue decayendo a mediados del siglo pasado, los expertos no están de acuerdo a que salga del mercado de manera permanente.

Esto se debe a que las pruebas realizadas en laboratorios, han demostrado la increíble eficiencia de los antisépticos tópicos como el sulfato de plata para el tratamiento de distintas infecciones, virus y hongos. A diferencia de los antibióticos convencionales, la plata no tiene efectos secundarios.

Su nivel de toxicidad en el cuerpo humano es prácticamente nulo y actúa en muchos lugares donde las células se vieran afectadas.

Además el riesgo de los antibióticos modernos es que el cuerpo humano puede crear resistencia al mismo, una situación que podría resultar fatal según sea el caso que se presente en ese momento.